Cuenta la leyenda que en estas tierras hace más de cinco siglos el gran Inca Huaynacapac, conoció y se enamoro de la princesa Caranqui Pacha. En la lengua caranqui Chorlavi significa “Nido de Amor”.

 

Chorlavi fue la primera propiedad que compraron los Jesuitas en la región, en 1620. Luego fue adquirida por la Familia Tobar. En 1971 la propiedad fue transformada en hotel. Ahora contamos con 52 habitaciones, amplios jardines con arboles centenarios, grandes salones para eventos corporativos o sociales, Restaurante, Spa & Piscina, Gimnasio, Área de Parrilladas, Área infantil , Mini Golf, y muchos otros servicios y espacios que deleitaran al visitante con el aroma del pasado.

 

Vive la magia y tradición.